viernes, septiembre 26, 2008

El ipod de las micros (o cantantes populares)

Hoy se subió a la micro un "cantante popular" que logró amenizar el viaje, raro, muy raro.

Si estrategia fue excelente. Pidió permiso al chofer, se subió y pasó directamente al fondo de la micro sin molestar a nadie. Una vez atrás hizo nada más que verificar si la guitarra estaba afinada como le convenía, y se largó a tocar. Tocó dos canciones, en realidad no tiene importancia cuales, pero su interpretación de "El cautivo del til-til" estuvo erselente. El final fue lo mejor, no por su calidad vocal, sino porque no se quejó, su familia no es era de 20 hermanos que tenía que mantener, no pidió que tuvieran lástima por el. La intención no es sonar insensible, de hecho el realmente puede tener estos problemas, pero no busca transmitírselos a los pasajeros. Creo, que el prefería ganar dinero por su esfuerzo y no por su vida.

Lo último que hizo fue decir breves palabras "Espero no haber sido una molestia, que les haya gustado y haber amenizado su viaje. Cualquier cooperación se agradece", todo esto en voz baja, para no importunar.

Y cuando llegó a mi puesto, le dí unas monedas y le dije "buena compadre" lo cual replicó con un "gracias por la fuerza". Me sorprendió gratamente, y me sentí bien por haberle cooperado, creo que al final me sirvió más a mi que a el(super místico).

1 comentario:

  1. w0w!! De esos hay pocos! La mayoría se sube poco más con un diario de vida a cantar (que sonó pesao eso :P)

    Yo por lo general les doy si se la ganan. Vale decir, si me gustó el shos.

    Saludos.

    ResponderEliminar